Bienvenidos a Once Upon a Time RPG, un foro de rol basado en la serie OUaT. Aquí encontrarás un lugar donde podrás rolear personajes de cuentos de hadas, relacionarlos con personajes de otros cuentos.

Nuestra trama es diferente a la línea que se ha estado siguiendo en la serie. No transcurre en el famoso pueblo Storybrooke, sino que nos situamos en el bosque encantado y demás mundos mágicos.


LINKS DE AYUDA

Últimos temas
»  I'm going to take it all from you! | Regina
Vie Sep 04, 2015 5:58 am por Invitado

» Dulce secuestro {Bella}
Mar Sep 01, 2015 5:58 am por Invitado

» La amistad[Tinker]
Mar Sep 01, 2015 5:42 am por Invitado

» Willows whiten, aspens shiver. || Tema libre
Lun Ago 31, 2015 8:00 pm por Invitado

» How long now? | Pocahontas
Dom Ago 30, 2015 2:29 pm por Invitado

» Buscando lo que no pensaba enconrar *Anastasia Romanov*
Vie Ago 28, 2015 10:24 pm por Invitado

» El secreto de Cora [ Susan Pevensie]
Lun Ago 24, 2015 9:23 am por Invitado

» Curses are hunting us||Emma Swan
Lun Ago 24, 2015 12:16 am por Invitado

» You're So Dark (Dorothy)
Sáb Ago 22, 2015 7:19 pm por Invitado

» El precio del silencio { Morgana]
Sáb Ago 22, 2015 2:39 pm por Invitado

» I will get my revenge... and my crown [Gwenivere]
Sáb Ago 22, 2015 12:37 am por Invitado

ADMINISTRADOR
PERFIL | MP
ADMINISTRADORA
PERFIL | MP
FOROS HERMANOS

Expectro Patronum
The Maze Runner  photo 50x90_zpsd93fbbc2.png



DIRECTORIOS/OTROS





AFILIADOS ÉLITE

55/72

Última actualización: 17/12
Foro RPG Naruto
venice Beach Fallen Night
Ever After Kingdom
Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas
Under the Palmtrees Deathly Hogwarts
The 100 RPG



PERSONAJE FEMENINO











CENICIENTA CARNLEY



PERSONAJE MASCULINO











FLOUNDER



TEMA DE LA SEMANA











THE HARLEQUIN'S

ILLUSION





En la madriguera del conejo [Chesire]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 11, 2014 4:42 pm

Venga Alicia, repítelo una vez más.— Alicia ya empezaba a cansarse de tener que repetir una y otra vez la lección para su hermana, pues el motivo principal era que no entendía por qué tenía que memorizar todos aquellos datos si jamás iba a utilizarlos tras su examen. —En el año 1272 reinaba el rey Eduardo. —comenzó la niña de cabellos rubios mientras recogía algunas de las margaritas que crecían frente a ella —Y a Eduardo... ¡le llamaban el Piernas Largas! Pobrecito, ya me lo imagino... seguro que tenía que agacharse para pasar por debajo de las puertas...— Alicia casi podía imaginárselo: un hombre con las piernas tan largas que todos se reían de él. Y ¿de qué sirve ser rey — se preguntaba Alicia — si todos se van a reír de ti?

¡Niña tonta! ¡Concéntrate de una vez! tienes ya dieciocho años, ¿ es que no piensas madurar nunca? — Alicia decidió ignorar las palabras de su hermana, y como si la cosa no fuera con ella, decidió levantarse e ir a buscar más margaritas para tejer con ella una bonita corona. A Dina le va a encantar, decía para sí la niña mientras se levantaba y caminaba hacia donde los árboles eran más altos. Estaba  Alicia dándole vueltas en la cabeza (y eran unas vueltas muy lentas pues el calor de aquel día de verano le producía cierta somnolienta)  a si debía de hacer la corona de margaritas o dientes de león, cuando un ancho agujero en el suelo captó toda su atención.

La curiosa niña se arrodilló en el borde del agujero que parecía ser una madriguera, y asomó su cabeza por esta sin tener el más mínimo cuidado. Y esta falta de cuidado fue la que hizo que, casi sin que Alicia pudiera hacer nada para evitarlo, comenzase a caer por el oscuro agujero que parecía no tener fin. Al principio Alicia decidió que mantendría los ojos cerrados hasta llegar abajo, pero cuando vio que aquello parecía no tener fondo decidió mirar a su alrededor,y para su su sorpresa vio que las paredes estaban decoradas con todo tipo de muebles como si de una casa se tratase. ¡Vaya!-comenzó a decirse la niña mientras seguía cayendo por aquel túnel que parecía no tener fin- ¡después de esto ya puedo caerme desde lo alto del Big Ben que casi seguro que no me ocurrirá nada!
Y seguía bajando, bajando, bajando. ¿Es que no acabaría nunca aquella caída?

¡Ay, como me echará de menos Dina esta noche! Si por lo menos la hubiera avisado de que esta noche no estaría ahí para darle la cena... ¡Dina, ojalá estuvieras aquí conmigo y así no sería yo la única desconcertada!— Alicia seguía pensando en su gatita y en cuanto la echaría de menos cuando de pronto notó que su cuerpo caía sobre un montón de hojas. Fin del viaje.

La niña no se había lastimado, así que, de un brinco, se puso en pie y comenzó a mirar a su alrededor. La oscuridad se cernía sobre el lugar en el que estaba la niña, por lo que sus ojos solo alcanzaron a ver un extenso túnel que se extendía ante ella, en el fondo del cual vio una sombra que se movía con gracia en la lejanía. ¡No puedo perder un segundo más, debo comenzar a investigar! Recorrió el extenso túnel hasta llegar a una gran habitación iluminada por una luz tenue y varias puertas; el suelo estaba lleno de lodo por lo que Alicia sujetó su vestido azul para que este no se manchara, ¡Si mamá se entera de que mancho el vestido me matará!

La niña comenzó a preocuparse en la regañina que le echaría su madre, ajena al hecho de que estaba muy lejos de casa y  que probablemente no volvería en mucho tiempo.
Invitado
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 17, 2014 7:45 pm

Observar las andanzas de todos los habitantes de los distintos mundos era un buen entretenimiento. Todas sus pequeñas guerras personales, unos contra otros, todos contra uno, uno contra cientos. En definitiva, era una buena forma de matar el tiempo. Tiempo, algo que le sobraba, al menos hasta el momento en que su instinto le llamara, hasta que sintiera que había llegado la hora de hacer algo.

Y cuando menos lo esperaba, cuando realmente no estaba haciendo nada importante, lo sintió. No podría explicarlo con palabras, porque no era como una llamada, no escuchaba una voz en su cabeza, era más como si algo tirase de él, una especie de cuerda invisible. Era hora de volver a Wonderland, ella había llegado. Su cuerpo en seguida desapareció de su ubicación para reaparecer en el país de las maravillas, la casa de los más locos, donde todo era al revés y cualquier cosa podía ocurrir.

No tenía muy claro en qué lugar estaba en un principio, pero luego creyó distinguir la entrada a la madriguera del conejo. No había estado muchas veces por allí, pero podía reconocerlo. Pasó al lugar, echando un vistazo alrededor, en su forma humana ya que había estado así de antes, claro que vestido, un conjunto negro sin nada en especial, más allá de la fina bufanda de rayas azules y grises que llevaba enroscada al cuello. Escuchó un ruido, así que se asomó a un pasillo, pudiendo distinguir entonces a la niña del cabello rubio. Sus labios formaron una media sonrisa, y cuando supo que lo miraba, se giró y echó a caminar en dirección contraria a ella, conociéndola lo suficientemente bien como para saber que le seguiría. Se detuvo en una sala en particular que tenía varias puertas y se hizo invisible, viendo llegar a la muchacha. Se colocó detrás de ella, apareciendo justo en esa posición.

¿Y qué hace una niña como tú en un agujero como este? — en cuanto la chica se fue a girar, porque por inercia es lo que toda persona hace cuando escucha a alguien hablar detrás de él, Cheshire ya había desaparecido, volviendo a aparecer en el otro lado, pegado a una de las puertas — O no eres niña. Aunque...no tienes orejas, no tienes pelo, ni un reloj. — la miró de arriba a abajo, formando una amplia sonrisa — Pero estás en una madriguera. Así que...¿es la madriguera la que hace al conejo? ¿O no eres conejo y estás de intrusa donde no debes? Podrías perder la cabeza por meterte en casa ajena, niña.
Invitado
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 26, 2014 1:46 pm

¡Un hombre que desaparecía y aparecía cuando le venía en gana! ¡Debo de haber llegado a las mismísimas Antipáticas!— Alicia se alegró por un momento de no haber dicho aquello en voz alta ya que esa palabra no le sonaba del todo bien — La niña de rubios cabellos volvió a girarse hacia donde creía que aquel desconocido había ido a parar, descubriendo con desilusión que aquel hombre aparecía y desaparecía con tanta rapidez que a la niña ni siquiera le daba tiempo para responder a todas aquellas preguntas.

¡Soy una niña! ¿Acaso aquí las niñas no tienen el mismo aspecto que yo? ¡Que lugar más raro!— Alicia pensó en preguntarle algo como a que longitud o latitud se encontraban; No tenía la menor idea de lo que era la latitud, ni tampoco la longitud, pero le habría encantado decir unas palabras tan bonitas e impresionantes. — Y la verdad... — continuó Alicia mirando a los lados, sintiéndose totalmente fuera de lugar. Ella no podía hacer cosas tan geniales como caminar del revés (como creía que hacía la gente allí) o aparecer cuando le viniera en gana ¿¡que iban a pensar de ella en aquel lugar!? — No tengo ni idea de como he llegado aquí; Yo estaba con mi hermana y sin querer me caí por esa dichosa madriguera ¡Fue un accidente, lo juro, no pretendía aparecer aquí sin avisar!

La niña bajó la vista al suelo tratando de parecer lo más arrepentida posible mientras trataba de evitar la mirada de aquel desconocido. Alicia se sentía algo inquieta y asustada estando sola allí con él, pues la amplia sonrisa de aquel hombre hacía que se le pusiera la piel de gallina igual que cuando su hermano le obligaba a ver alguna película de terror. ¡Seguro que esto es un sueño! ¿Como no lo habías pensado antes, niña tonta? De pronto, la niña cerró los ojos con fuerza y se llevó una mano a su brazo; Con toda la fuerza que logró sacar de sí en aquellos momentos, se pellizcó el brazo soltando un alarido de dolor y causando que una pequeña lagrimita se derramase por su mejilla.

Genial, ahora estoy llorando frente a un extraño ¡seguro que ahora mamá me echaría una larga regañina sobre modales!
Invitado
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 29, 2014 8:18 pm

Si le hubieran preguntado habría dicho que era imposible seguir siendo igual cuando se es un niño a cuando se es un adulto. Pero, visto lo visto, a veces los años no cambiaban a las personas, ni las personas a los años, seguían siendo iguales en un momento que en otro. El tiempo parecía haberse quedado detenido también fuera de Wonderland para algunos seres que no eran víctimas de maldiciones o embrujos, como la pequeña Alicia, que  ya no era físicamente tan pequeña pero que se seguía comportando como una niña.

¡Pero no llores, niña tonta! — exclamó, rodando los ojos y luego soltando un bufidito — Si lloras harás que todo se inunde aun más, otra vez, y no puede ser. Tienes que dejar de causar problemas, Alicia, y comenzar a solucionarlos. Porque el tiempo corre, y tú tienes que correr tras él, o tal vez a su lado, ¡pero la cuestión es que corras! — pegó una fuerte palmada que causó estruendo a su alrededor y de nuevo desapareció, incapaz de estarse quieto.

Fue entonces cuando una de las puertas se abrió, junto a la que él había estado apoyado, como una invitación para que la chica pasara a través de esta, de nuevo a los territorios de Wonderland, al lugar que una vez había visitado años atrás y que ahora tanto parecía necesitarla. Ir en contra del tiempo o ir a favor de las reinas, en realidad a Cheshire era algo que le daba completamente igual, pero sabía que su papel en todo ese embrollo siempre había sido y siempre sería, el de guía de la niña rubia. El motivo...ni lo sabía ni le importaba, era así y punto, no había que sacarle punta, aunque él siempre se la sacara a todo.

¡Vamos, corre! Corre por aquí, corre hacia atrás, en realidad no importa, pues no regresarás. — canturreó, sin ser aun visible, simplemente era su voz la que recorría toda la estancia, como si él estuviera flotando en círculos interminables sobre la chica, esperando que se decidiera a moverse. No tenía ni idea de qué pasaría con Wonderland y sus habitantes, pero ahora Alicia estaba de vuelta, y para bien o para mal, seguramente todo se activaría y cambiaría. Y eso, sería divertido de ver.
Invitado
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 04, 2014 11:17 am

Alicia debe de admitir que se asustó un poco cuando la puerta junto a la que estaba apoyada el gato se abrió, dejando ver tras ella un lugar que a simple vista parecía ser un pequeño paraíso. Había tantas flores que casi parecían estar empujándose para tener un lugar en aquella gran pradera que no parecía tener, y que se extendía tan lejos como la vista de Alicia alcanzaba. En condiciones normales –es decir, en Londres, no en aquel lugar tan extraño para ella- Alicia se habría abalanzado sobre esa puerta, y se habría metido en aquel jardín tan rápido como sus piernas le hubieran permitido hacerlo.
Casi podía imaginarse a sí misma sentada en el prado, rodeada de flores y tejiendo una bonita diadema para Dina… ¡Oh dios mio Dina! Recordó la niña lentamente.

No se había despedido de su preciosa gatita, ni siquiera la había avisado de que faltaría para cenar… además ¡seguro que se enfadaba un montón con ella por no haberla llevado! Si había algo que su suave gatita adorase, era acompañarla en sus múltiples aventuras a través del río Támesis. —Verá usted señor, no era mi intención llorar. ¡Justo mi madre me dice lo mismo! Lo típico de “Alicia ya tienes dieciocho años deja de llorar...” —Alicia trató de imitar la grave voz de su madre, para que aquel desconocido pudiera hacerse una idea de cómo la regañaba su madre cuando la ocasión lo requería.
¡Qué descortés soy! Usted ya sabe como me llamo yo, aunque quizás sea porque Alicia es un nombre muy común ¿sabe usted? ¡Conozco por lo menos a cinco Alicias más! ¿No le parecen un montón? ¿A cuantas Alicias conoce usted, señor? Seguro que no soy la primera… Alicia es un nombre de lo más común, allí de dónde vengo. —la niña señaló el agujero de dónde había caído y continuó hablando, como si fuera una marioneta a la que acaban de dar cuerda. —¡Pero no os he preguntado vuestro nombre! ¡No, esperad, ya lo sé! Siendo una persona tan singular, debéis de tener un nombre igual de especial ¡o más! ¿Peter? ¡No, no! ¿Gabriel?

Alicia iba a darse por vencida cuando ya había dicho por lo menos doce nombres, y ninguno parecía ser el de aquel hombre. Volvió la vista hacia la puerta, y se asomó a ella introduciendo la cabeza en aquel jardín.
Invitado
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En la madriguera del conejo [Chesire]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.